domingo, 28 de junio de 2015

Circundo una hoja y pienso

Si yo te tuviera en frente, te diría que no te gastes, que para todos hay su momento, que por eso no te gastes, ni en explicárselo al mundo que te rodea, ni menos a ti misma. 
En serio, no te gastes, viste que tanto esmero en lo que no hace falta, terminamos por nublar las ideas y hasta las sensaciones.  Como le pasó al vaguito, el hijo de la señora de las tortillas esas; que olían a tardecita completa de sonrisas y conversa. 
Al pobre se le vinieron los años encima, la vida encima y la mirada al suelo después de tanto explicarle a todos lo de sus planes, lo del negocio que le había pegado justo y que sería importante, así como el quería. Pero ya viste, que de tanto explicárselo a todos, todos olvidan-mos.

2 comentarios:

  1. No te gastes, muy buena expresión para aplicárnosla. A veces nos gastamos demasiado en vanas explicaciones acerca de nuestros asuntos o acerca de los asuntos de los demás, que es aún peor...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor gastémonos en otras cosas :)
      Saludos md!

      Eliminar