viernes, 31 de julio de 2015

domingo, 26 de julio de 2015

lunes, 20 de julio de 2015

Bicho, le gritaron

No me pregunten su nombre, o si comía o no comía, o con qué llegó o qué se llevó. 
Recuerdo eso si, que ese medio día, me dio la impresión que el sol y él tenían algún tipo de arreglo especial.
Si fíjense, que a penas salió de su rancho, una luz tremenda me cegó.

viernes, 17 de julio de 2015

La piba prefiere la ventana que da directo a la luna


La piba se lo venía diciendo tiempo ya; que un día abriría la ventana, dejaría que entrara la luna, el sol y el cosmos completo. 
Y le advirtió que entonces, él le pediría un respiro, y ella se haría la sorda, para así no oír nada, nada más que el viento sonda golpeteando en la cortina. 
Y él se quedaría derretido, porque nunca ha tolerado al viento sonda, y ella evitaría pensarle, para no perder los estribos. 
Él y ella seguirían igual de distantes, pero más libres.

martes, 14 de julio de 2015

El silencio cambia

Pasada la media noche el silencio cambia. 
Se transforma más que la propia noche, la luna o las escasas estrellas que ahora veo por causa del alumbrado que da a  mi jardín. 
A esa hora siempre tengo la impresión que la gente que duerme se pierde parte importante de la vida; pero lo mismo me han repetido aquellos que madrugan. "El pan no sabe tan rico después de las ocho", "la tierra mojada no huele de la misma forma después de las siete", "la siesta no es necesaria si no madrugas". Y en vano discutiremos cambios de horarios, de ritmos, y hasta de estilos. 
Para mi que algo de razón tienen, no lo niego, pero ellos sin duda una parte de la vida también se pierden. Porque pasada la media noche asoman las mejores sombras y el silencio, en serio, te lo puedo jurar; llega a parecer un diamante, una luna inmensa, un cielo repleto de seres que se te viene encima.

sábado, 11 de julio de 2015

...

Hay quienes se preocupan por la dispersión de intereses en los niños, en los jóvenes y en ciertos adultos. Y yo debo reconocer que es gracias a ella, que busco y muchas, muchísimas veces; encuentro la felicidad. 










miércoles, 8 de julio de 2015

Me estoy volviendo acumuladora


Me gusta acumular detalles.
Unas veces una palabra o una frase honda. 
Otras una hoja verde que se seque, un caladito terminado malamente. 
Un apretón de mano, una mañana de sábado en invierno.
Me estoy volviendo acumuladora de detalles.

viernes, 3 de julio de 2015

...


Siempre he creído que al cariño no se le persigue, que el cariño llega como el viento, como la lluvia, como los aromas; como una mano que aprieta y que no suelta.