domingo, 31 de mayo de 2015

Y casi ni sopla el viento

No recuerdo otro otoño como éste. De puras hojas rotas, de sombras y luces parecidas. Del invierno tomándolo de la mano y aún así en el claroscuro una luz que parece esperanza.

12 comentarios:

  1. Vamos al revés. Aquí acabando la primavera.
    Pero me gustan las estaciones y que sean diferentes.
    Besos. Yeka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca, ninguna estación, será como la anterior ;)
      Besos!

      Eliminar
  2. Hermosa descripción del pasaje otoño- invierno que estamos transitando, cariños

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay algo de luz, aunque no lo parezca.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusto mucho tu texto, y es que por estos dias estoy pensando casi lo mismo. Amo el invierno, el frio, las bufandas y los gorritos.
    Y ver que todo esta tan cambiado...incluso el tiempo... Hace que me sienta un poco melancolica...
    El cambio es natural, lo entiendo, pero siempre me costo asumirlo y ahora nos rodea en todos y cualquiera de los sentidos.
    O capaz sea yo...que me agobian los problemas y esta falsa primavera aprovecha para jugar conmigo...

    Por cierto, me gusto el comentario que dejaste en mi blog. Y que tristeza me provoco tu anterior texto...el de la carreta.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo está cambiado, es verdad, incluso el tiempo, como dices. Y a los problemas, no sé, darle la vuelta y mientras tanto jugar :)
      Beso!

      Eliminar
  5. dicen que siempre hay una luz, dicen que si
    yo creo q es asi, a pesar de todo

    poeta Yeka, siempre poeta

    otro abrazo, y van.... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh...no sé qué decir, más que muchas gracias!

      Eliminar