jueves, 12 de marzo de 2015

...


La vida es un conjunto de instantes. Y es el preludio a lo otro.

13 comentarios:

  1. Difícil de explicar pero tal vez algo como lo que le pasa al gusano que se convierte en mariposa pueda hacerle comprender ese cambio tan drástico.
    Siento la pérdida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Maravillosas las mariposas!!besos

    ResponderEliminar
  3. Donde nunca se termina de ser, ni aún intentando aprender a serlo.

    (de chica, solíamos comer en el patio con mi mama y hermanos, al mediodía, y todos esos días, a esa hora, una pequeña mariposa blanca volaba entre nosotros. Mi mamá nos decía que era mi papá que venia a visitarnos...) Había muerto hacia un tiempo..

    tu foto me retrotrajo a eso...

    UN beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué hermoso, yo creo que también era asi
      un saludo cordial :)

      Eliminar
    2. Bueno, eso era un corazón...

      Eliminar
  4. ¿Cómo hiciste para que quedara ahí quieta? La domesticaste...jajaja

    Besos, Yeka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh, yo también me lo preguntaba mientras la fotografiaba. Y estuvo varios minutos, yo contemplaba esas antenitas, has visto que lindas? si hasta parecen hechas a mano...y tal vez así fueron hecha :)
      Besos!

      Eliminar
  5. md, Stella, Nada más Importa: Y donde termina algo, una nueva cosa empieza, dicen. Como la metáfora de la transformación a mariposa. La abuelita paterna de Guillo partió hace unos días y siento que perdimos tanto tiempo, que debimos vernos más seguido, que a la distancia física la debimos saltear más seguido y eso aún no me conforma...el amor es una cosa rara que nos trastoca el corazón a diario.

    ResponderEliminar

  6. esta mariposa es bella, hace unos días también fotografié una muy hermosa en mi patio, luego te la envío
    y esta con este color tan hermoso, creo que te conoce, ya que tiene la confianza como para quedarse plácidamente en la palma de tu mano

    acabo de leer lo de la abuelita de Guillo, qué pena, espero que su recuerdo de momentos felices los acompañe siempre y te entiendo, también he tenido esa sensación de "no haber estado más tiempo con alguien o haberle dicho más cosas", pero quizá, ellos nos escuchan ahora si uno se los dice aun no pudiendo mirarlos a los ojos o sostener su mano...intentalo :)

    un abrazo mi querida Yeka, nunca me olvido de ustedes

    ResponderEliminar