sábado, 6 de diciembre de 2014

Naranja exprimida

Tengo serias sospechas sobre mi misma. Puede que no me convenga decirlo. Puede que mejor lo saque todo afuera.
Después de la media noche, mientras a lo lejos el karaoke loco embobaba a la muchedumbre, pensaba - que bien me vendría una naranja exprimida y un sol cayéndose por mi ventana.

12 comentarios:

  1. el karaoke a lo lejos, exprimía cerebros y el sol era una naranja sin exprimir aún, esperando el amanecer en una frutera

    sospecho que me falta un tornillo

    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, siiii, tal vez, pero y seguramente eso es lo más maravilloso de leerte! Beso grande!

      Eliminar
  2. Bonitas palabras!!siempre da gusto entrar en tu rinconcito!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dezazu! el gusto es mutuo :)
      Beso!

      Eliminar
  3. ¿Lo hiciste? Yo me tomo al menos una (no exprimida sino mordida) todos los días del año.

    Besos, Yeka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué hago con el sol?....:)

      Eliminar
    2. Ese hay que dejarlo a su aire. Ni te acerques, jajaja.

      Eliminar
  4. Apaga el karaoke y enciende el sol mientras disfrutas de tu zumo.
    Buen día!

    ResponderEliminar
  5. Ja! muchas veces mi alma también anda en una geografía espiritual distinta de la física. Felíz fuga!

    ResponderEliminar