martes, 30 de abril de 2013

Paredes gastadas


Ya va a ser bueno que dejemos de culpar a este clima. A nuestra contaminación y al descuido natural del paso del tiempo. Seguro concuerdas conmigo que un buen trabajo de  lijado y  color a estas paredes mejoraran el aspecto de esto que nos está pasando.

8 comentarios:

  1. Siempre hay que poner algo de nuestra parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, de otra manera imposible. Abrazo!

      Eliminar
  2. Sí, a veces no queda más remedio que ponerse manos a la obra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O se nos terminan derrumbando todas las paredes. Besos!

      Eliminar
  3. Hacerse responsable...es tan linda la vida cuando dejás de buscar al culpable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy aprendiendo que es una buena manera de crecer y auto descubrirse también. Abrazo!

      Eliminar
  4. Es muy cierto que somos muy aficionados a buscar culpables y es tan inútil la mayoría de las veces.

    Tu entrada además me ha traído un recuerdo delicioso de hace ya unos años. En el comedor de nuestra casa tuvimos un desconchado más grande todavía que el que muestras y mi marido mientras no podíamos arreglarlo se le ocurrió pintar en el hueco como unos ladrillos. A todo el mundo le encantaba!! Ay, ya arreglamos la pared hace tiempo, pero aquella pintura estará allí siempre en nuestros recuerdos.

    Un besazo Yeka y gracias por tus entradas que tanto nos evocan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las veces muy inútil, ciertamente.
      Ana! que lindo recuerdo el tuyo! Tu marido un amor! y es que hasta le encuentro toda la significación metafórica a lo que cuentas: y es que con amor y voluntad tomados de la mano siempre todo se verá más lindo.
      Otro besazo para ti también.

      Eliminar